“Ya se están armando en EE.UU. fondos para invertir en Argentina”

 

Protagonistas.

Horacio Busanello, CEO del Grupo Los Grobo, conduce una de las empresas más grandes del agro argentino, que en su último ejercicio, finalizado en junio pasado, facturó 800 millones de dólares. Un 80% de ese monto se originó en la Argentina y el resto casi todo en Uruguay

 

1- La campaña 2015/16 está en sus inicios. ¿Cómo la ve?

Va a ser un año de transición, por varios motivos. Por un lado, estamos pasando de una situación de precios altos a otros más bajos, pero no malos, con una soja de entre 300 y 350 dólares en Chicago. El tema es que las variables macro de la Argentina no soportan ese precio. Me refiero a la tasa de interés, la presión impositiva (retenciones e impuestos municipales y provinciales). Está claro que los Estados no tienen financiamiento y tienen que cubrir sus costos, pero la presión sobre el sector privado es muy alta.

 

2- Un combo que resulta extremadamente complicado...

Así, el negocio agrícola ya no es rentable en trigo y maíz. La soja va a aguantar un poco más, salvo en zonas marginales. Ante este panorama, muchos en el sector están esperando que cambie el gobierno y venga otro y cambie el combo. Pero no solo entre los que siembran, sino en toda la agroindustria. Argentina tiene ventajas competitivas importantes, pero hoy por hoy están desdibujadas.

 

 

3- Ese es el panorama interno. ¿Y cómo ve el contexto internacional?

China se lleva casi 75 millones de toneladas de soja por año, el dólar se viene apreciando pero no es el superdólar de otra época, la tasa de interés en todo el mundo está baja y eso es bueno, porque hay mucho capital disponible, que podría venir a la Argentina. Dependerá del próximo gobierno. Los activos son limitados: tierras, acciones, empresas... Y muchos en la Argentina están atrasados, casi valiendo la mitad que otros similares en países de América Latina. La primera ola de inversores ya vino e ingresó a los títulos públicos. La próxima podría invertir en sectores atractivos como la energía, el software, el retail y la agroindustria. Ya se están armando en EE.UU. fondos de inversión específicos para la Argentina.

 

4- ¿Y cuál es la estrategia de negocios de Los Grobo en este contexto?

Tenemos un modelo de negocios flexible. En algún momento sembramos 120.000 hectáreas y este año haremos 25.000, todas a riesgo con el dueño de la tierra: si los números dan bien, se reparten las ganancias. Cuando el negocio va bien, éste puede ser un excelente esquema para el propietario, pero si no hay ganancia, no cobra alquiler. De todas formas, mantuvimos a toda la estructura de gente que tenemos para esto, porque es un activo estratégico y la situación puede cambiar.

 

5- Y mientras tanto, ¿dónde ponen sus esfuerzos?

Nos recostamos en el negocio del acopio, los insumos y el trading, que está sufriendo las generales de la ley: atraso de cobranzas, problemas financieros por las altas tasas de interés... el productor hoy tiene la tierra pero no tiene capital de trabajo y toda la utilidad se le va con la tasa que tiene que pagar. Por eso, creo que es un error hablar solo de devaluación o retenciones. Hay que hablar del costo del financiamiento.

 

6- El grupo fue transformándose desde su perfil original casi de productores netos.

Sí. Hoy las utilidades vienen un 10% de la producción, un 30% del acopio (en el que incluyo la molinería y la fábrica de pastas) y 60% de la venta de insumos. El gran cambio de Los Grobo en los últimos años fue su creciente industrialización. Y hacia adelante tenemos un plan a tres años cuya idea es profundizar la pata agroindustrial, para crecer más en insumos y en servicios. Estamos privilegiando calidad de negocios antes que cantidad. Facturar más no siempre es sinónimo de ganar más.

 

7- ¿Cómo están viendo a Brasil, donde ustedes tuvieron una presencia muy fuerte hasta hace poco tiempo?

En Brasil vamos a esperar un par de años para ver hacia dónde va el país. Claramente, está en nuestra mira. Pero hoy atraviesa una etapa de transición y el mundo de negocios está viendo cómo resulta. El negocio de la siembra sobrevivió por la devaluación de principios de año y el subisdio que el Gobierno le brinda a la tasa de interés. Pero también porque el modelo agrícola es distinto al de la Argentina: el productor allá es dueño de la tierra y es quien lleva a cabo las labores. Aún así, la agricultura no es lo que era hasta hace unos años.

 

8- En la Argentina, el modelo es otro: la mayor parte de la siembra se hace sobre campos alquilados.

Pero no es lógico que de una hectárea vivan el dueño de la tierra, el productor, el contratista y el Estado. El negocio no da para tantos. No es así en ninguna parte del mundo. En Brasil, Paraguay o Estados Unidos, no más de un 20% de la tierra es alquilada.

 

Ver nota

 

Please reload

Noticia destacada

Por qué China podría desplazar este año a Brasil como principal socio comercial de la Argentina

June 7, 2020

1/10
Please reload

Últimas noticias
  • Twitter - Black Circle

Twitter