Con el nuevo dólar, el campo salió a liquidar en masa

 

Unos 15 mil camiones entraron esta semana a los principales puertos del Gran Rosario, la mayoría cargados con maíz y soja. La imagen de las largas filas se repitieron como el año pasado en San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes, según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

La entrega de granos llegó de la mano de la estacionalidad de la cosecha, pero cobró fuerza a partir de las definiciones del Gobierno de que el dólar se mantendría levemente por arriba de los $ 40, pese al sobresalto que lo llevó hasta $ 43,50 la semana pasada.

 

“La afluencia de granos a los puertos es el producto de las abundantes cosechas de maíz y soja”, señaló Horacio Busanello, Director de HB Consulting. “Se comienza a percibir en marzo, pero se va a intensificar a partir del mes que viene”, agregó. De esta forma, “la ofert

 

a de dólares de los exportadores será muy importante en el período abril-julio”. La campaña 18/19 tendrá 31 millones más de toneladas según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y el Departamento de agricultura de Estados Unidos (USDA), unos US$ 8 mil millones adicionales.

 

“Tal como sucedió con la cosecha fina, se espera una buena venta de la ‘gruesa’ por parte de los productores. La precaria posición financiera del campo, producto de la pobre cosecha anterior, está obligando a los productores a acelerar sus ventas para hacer frente a las deudas del año pasado, así como a los compromisos comerciales y financieros de la actual campaña”, remarcó Busanello.

 

La semana anterior Gustavo Grobocopatel, CEO de Los Grobo, había señalado a PERFIL que la especulación solo podía durar unos días, por las necesidades financieras de los productores.

 

“Hay más volumen y por el mal año anterior hay necesidad de liquidar bastante. Eso va a contribuir a la estabilidad cambiaria en los próximos meses”, explicó el director de Portfolio Personal Inversiones, Matías Roig.

 

El anuncio de venta de US$ 60 millones diarios por parte del Tesoro –según el acuerdo con el FMI– y la definición por parte del titular del BCRA, Guido Sandleris, de mantener la emisión cero y mantener las tasas altas también contribuyeron al cuadro.

 

"Hay una estacionalidad por las liquidaciones. Argentina sigue atada a los vaivenes internacionales y si no hay ruidos políticos por la definición de candidaturas, se espera que haya estabilidad en mayo y junio”, agregó Roig.

 

“Utilizando como referencia las liquidaciones de 2017, puede esperarse que la diferencia interanual del ingreso de dólares de la agroindustria pase a ser significativa entre marzo y mayo de este año”, indicó un informe de Ieral-Fundación Mediterránea.

 

Silobolsa. Algunos operadores estimaron que entre lo que llega también hay algo de lo acopiado. Los buenos resultados de este año también podrán ir a los silobolsa. “La mayor cosecha de este año no se va a traducir necesariamente en la venta de todo el stock de granos a los traders. Si bien el producido de los primeros lotes cosechados serán vendidos rápidamente para cancelar deudas, el volumen de la gruesa va a generar excedentes que se sumarán a la oferta en función de las necesidades de caja de cada productor y de la atractividad del mercado”, dijo el titular de HB Consulting.

 

Según los datos de Ciara-CEC, las liquidaciones de enero y febrero de este año, cayeron 6,6% y 6,4% interanual, de acuerdo con el análisis de Joaquín Berro Madero de Ieral, que de todas formas vaticina una mejora a partir de este mes. “Fue una leve contracción respecto al bimestre pasado. La sequía fue parcialmente compensada por la devaluación y por el uso de stocks por parte de los chacareros en silobolsas”. La liquidación de agrodólares terminó acumulando una caída de -5,5%. 

 

Ver nota

Please reload

Noticia destacada

El mayor cepo al dólar podría tener efectos comerciales y financieros para el campo

October 28, 2019

1/10
Please reload

Últimas noticias
  • Twitter - Black Circle

Twitter